Blogia
¤* Xinca *¤

Sigamos el juego

<center>Sigamos el juego</center> Oscuros mis días
adiviné tu canto
cómo figura tallada,
aire estrecho,
marca asible en la distancia.

Lejana y rampante,
presencia extraña,
pez en tierra, ave en agua,
halo de luz sobre la nada.

Escudriñé mis sueños…

Adiviné tu rostro y lo sostengo,
lo hinco en mis entrañas
y lo engendro.

Lo elevo y lo amarro a mi vuelo
de serpiente emplumada
con alas de fuego.

¡Si!… ¡dejemos el suelo!

Coloca mi alma tras tus huellas...

Sigamos el juego…
Juego de vida, corazón en juego.

Nuestros labios no perderán sus truenos…
porque tu boca es mar
y la mía,
madera navegando
aérea hasta tu pecho.

Nuestros pasos no sentirán el tiempo…
porque las horas crecen sin aliento,
y los segundos nacen limpios
rasgando el himen de lo incierto.

… sigamos el juego…

Nuestros cuerpos no serán etéreos…
porque mis manos en tu rostro
son acentos cardinales,
en sonidos ancestrales,
diamantes nuevos, bosque espeso.

Nuestras luchas serán besos…
porque mis dedos sangran
y no hieren,
edifican imperios de suspiros
serpenteando edenes en tu lecho.

Sigamos el juego…
Juego de vida, juego eterno.

Habitemos los cielos existiendo
entre vírgenes morenas y cristos negros,
de nuestro amor que es de tierra y barro férreo,
de sangre azul y rojo almendro…


No de olvido… ¡no!… no de recuerdos.
  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres